DESCUBRE AYURZEN

Porque los resultados mejoran cuando los tratamientos se personalizan y conectan con tus emociones y con tu estado actual para que consigas recuperar tu belleza verdadera y empezar a sentirte bien por dentro y por fuera.

Historia Conoce nuestros orígenes.

Conocenos…

Un viernes 13 de octubre de 2004, en contra de toda superstición, se cumplió un sueño, abrir mi propio centro de belleza y bienestar.
 
Un largo camino lleno de experiencias únicas, reales y conscientes, cuidando a las personas con el máximo mimo y cariño.
 
Soy Eva, creadora de Zen Estètic. Estoy enamorada de mi trabajo.
 
Me encanta crear y combinar fórmulas únicas, especiales y naturales para conseguir resultados reales y potenciar la belleza verdadera.

Conócenos…

Conócenos.

Un viernes 13 de octubre de 2004, en contra de toda superstición, se cumplió un sueño, abrir mi propio centro de belleza y bienestar.
 
Un largo camino lleno de experiencias únicas, reales y conscientes, cuidando a las personas con el máximo mimo y cariño.
 
Soy Eva, creadora de Zen Estètic. Estoy enamorada de mi trabajo.
 
Me encanta crear y combinar fórmulas únicas, especiales y naturales para conseguir resultados reales y potenciar la belleza verdadera.

Orígenes…

orígenes.

Empecé en el mundo de la estética hace más de 25 años. Mis principios fueron en peluquerías, ya que era el único sitio donde se podía desarrollar esta mágica profesión.

 

El concepto de la estética en esos tiempos era superficial, pero para mí nunca lo fue, cada vez que una clienta se tumbaba en la camilla, siempre mi prioridad era que tuviera su momento único de relajación, para cuidar con mimo su piel, que su experiencia en ese cuartito pequeño fuese única.

 

Aunque esos espacios se convertían en magia para mis clientes, para mí no eran suficiente; los ruidos, las voces, la música ambiente de los locales hacían que existiera una ruptura con la armonía y el ambiente que para mí era imprescindible para ofrecer un servicio perfecto.

Origenes…

Origenes…

image00001
Empecé en el mundo de la estética hace más de 25 años. Mis principios fueron en peluquerías, ya que era el único sitio donde se podía desarrollar esta mágica profesión.
 
El concepto de la estética en esos tiempos era superficial, pero para mí nunca lo fue, cada vez que una clienta se tumbaba en la camilla, siempre mi prioridad era que tuviera su momento único de relajación, para cuidar con mimo su piel, que su experiencia en ese cuartito pequeño fuese única.
 
Aunque esos espacios se convertían en magia para mis clientes, para mí no eran suficiente; los ruidos, las voces, la música ambiente de los locales hacían que existiera una ruptura con la armonía y el ambiente que para mí era imprescindible para ofrecer un servicio perfecto.

Desconexión…

Desconexión…

Esta fue mi motivación para plantearme crear un espacio exclusivo, diseñado para esa desconexión y reconexión; un espacio que desde el momento que entraran por la puerta, se inundaran de paz, de tranquilidad, que entraran en otro mundo, un mundo en que solo se respira bienestar.
 
Así nació Zen, el primer centro de belleza que se hizo en playa de San Juan.
Fui pionera en este concepto, en el que solo se ofrecían servicios estéticos para relajarse y embellecer el cuerpo tanto por fuera como por dentro.
 
En ese afán por ofrecer algo más y más potente. Descubrí la Ayurveda y conecté de inmediato con esta filosofía y la aceptación de que ‘’El equilibrio en uno mismo reside en la belleza verdadera’’, fue el principio de un cambio en mi personalmente y profesionalmente.

Desconexión…

Esta fue mi motivación para plantearme crear un espacio exclusivo, diseñado para esa desconexión y reconexión; un espacio que desde el momento que entraran por la puerta, se inundaran de paz, de tranquilidad, que entraran en otro mundo, un mundo en que solo se respira bienestar.
 
Así nació Zen, el primer centro de belleza que se hizo en playa de San Juan.
 
Fui pionera en este concepto, en el que solo se ofrecían servicios estéticos para relajarse y embellecer el cuerpo tanto por fuera como por dentro.
 
En ese afán por ofrecer algo más y más potente. Descubrí la Ayurveda y conecté de inmediato con esta filosofía y la aceptación de que ‘’El equilibrio en uno mismo reside en la belleza verdadera’’, fue el principio de un cambio en mi personalmente y profesionalmente.

Filosofía…

Me adentré en la filosofía Ayurveda, viví mis cambios y tenía claro que quería especializarme para ofrecerlo en Zen. Me fui a la India para vivir la experiencia y formarme intensamente en la mejor escuela de pune.
 
Convivir con ellos me hizo reflexionar sobre el concepto de la verdadera belleza aún más, entendí que la piel sana y radiante es la condición natural cuando la mente y el cuerpo están en equilibrio, que todo tiene un por qué y un para qué.
 
A mi regreso fui dibujando en Zen cada uno de mis aprendizajes hasta que creé el método Ayurzen, un programa que crea la fórmula individual para ayudarte a descubrir ‘’Tu belleza’’, la verdadera belleza. Trabajando tu piel, cuerpo-mente con tratamientos diseñados para ti, que equilibran tu esencia y te harán sentir vivo y feliz.

Filosofía…

filosofía.

Me adentré en la filosofía Ayurveda, viví mis cambios y tenía claro que quería especializarme para ofrecerlo en Zen. Me fui a la India para vivir la experiencia y formarme intensamente en la mejor escuela de pune.

Convivir con ellos me hizo reflexionar sobre el concepto de la verdadera belleza aún más, entendí que la piel sana y radiante es la condición natural cuando la mente y el cuerpo están en equilibrio, que todo tiene un por qué y un para qué.

A mi regreso fui dibujando en Zen cada uno de mis aprendizajes hasta que creé el método Ayurzen, un programa que crea la fórmula individual para  ayudarte a descubrir ‘’Tu belleza’’, la verdadera belleza. Trabajando tu piel, cuerpo-mente con tratamientos diseñados para ti, que equilibran tu esencia y te harán sentir vivo y feliz.