DESCUBRE AYURZEN

Porque los resultados mejoran cuando los tratamientos se personalizan y conectan con tus emociones y con tu estado actual para que consigas recuperar tu belleza verdadera y empezar a sentirte bien por dentro y por fuera.

Cómo identificar los diferentes tipos de estrés

29/10/2021

Nuestro cuerpo está formado por tres principios fundamentales de la naturaleza (doshas)  o tendencias mentales que regulan las diferentes partes del organismo y trabajan en conjunto para conseguir el equilibrio tanto en el cuerpo como en la mente. La alteración de alguna de estas partes puede llegar a ocasionarnos distintos niveles de estrés. A continuación, te enseñamos cómo identificar las diferentes tendencias mentales cuando hay estrés y qué síntomas presentan:




VATA es la tendencia mental relacionada con el movimiento. Está asociada a la angustia, el nerviosismo, el temor, la agitación, la distracción, la indecisión y la histeria. Los síntomas a través de los cuales suele manifestarse son: sequedad excesiva, arrugas en la frente, cambio de color de la piel, eczema seco, psoriasis, caspa, uñas quebradizas, mordidas o estrías longitudinales; labios y piel cuarteados, puntas del cabello abiertas; estreñimiento, gases, dolor, neutral, problemas articulares, fisuras en las palmas y las plantas, epilepsia, problemas renales, hinchazón y temblores.

 

PITTA es el dosha que regula el metabolismo. Está vinculado con la agresividad excesiva, la ira, la frustración, el enfado la rabia y la crítica. Los señales más frecuentes que se presentan son: granos blancos, exantema, reacciones alérgicas, arcos en los ojos y los pies, acné rosáceo, dermatitis de contacto, rotura de los capilares, eczema con ardor, enrojecimiento, transpiración profusa, surcos horizontales en las uñas, hiperacidez, úlceras pépticas, tendencia a sangrar, enfermedades hepáticas, hipertensión, enfermedades inflamatorias. 


KAPHA se encarga de la estructura y la estabilidad. Suele verse reflejado cuando en el estado de ánimo hay negatividad, depresión, letargo, posesión o aferro a las cosas. Los indicios que manifiesta nuestra piel cuando se produce una alteración de este dosha son: exceso de grasa en la piel; acné quístico y de todo tipo de condición quística, incluidos los tumores fibroides; flacidez, pérdida de tono, papada, hinchazón, edema, transpiración excesiva (a causa del exceso de agua), eczema superlativo o pruriginoso, inflamación de los pies y los tobillos; aumento de peso; protuberancias en las uñas o formación de «picos de loro»; asma, gripe, enfermedad coronaria, diabetes y cálculos renales. 


Si has identificado alguno de estos síntomas sabrás qué  tipo de estrés padeces. En Zen Estètic te ayudamos a equilibrar todos tus doshas, eliminando el estrés a través de una experiencia completa que te proporcionará un viaje por los cinco sentidos. ¿Necesitas mas información sobre este tema? No dudes en contactarnos