En la búsqueda de la luminosidad de la piel a veces nos olvidamos que la belleza de cada persona reside tanto en su interior como en su exterior. Nuestra piel no solo es un órgano que hace visible el estado de nuestra salud, nuestra hidratación y la calidad de nuestra nutrición, sino que también es un lienzo en el que, con los años, dibujamos nuestras vivencias y experiencias. Ella solo nos devuelve lo que le damos. Si queremos lucir una piel luminosa, tenemos que aportarle luminosidad con lo que comemos, con lo que pensamos, con productos cosméticos, con caricias y con como nos comportamos. El estado de nuestra piel no se puede engañar. Y como nuestro rostro es una parte absolutamente descubierta, merece la pena invertir en él.

Porque los años pasarán, las modas cambiarán igual que nuestros gustos. Pero nuestra piel será nuestra carta de presentación para siempre.

Relajar nuestros rasgos y nuestros músculos faciales aporta ese brillo y chispa que todas buscamos. ¿De qué forma podemos conseguir esa relajación en estos tiempos que corren, cuando todos estamos estresados, vamos corriendo de un lado a otro, dormimos poco y nos preocupamos mucho?

Aquí te dejo 10 recomendaciones básicas para conseguir esa piel tan radiante que buscas:

  1. Combate el sedentarismo. Camina al aire libre, muévete, sube esas escaleras. A nuestra piel le favorece que nuestra sangre se oxigene, circule y que nos suba el pulso. La energía está en el movimiento. La luminosidad también.
  2. Apuesta por cosméticos naturales, limpios y sencillos, sin parabenos, sin fragancias, sin colorantes, como las marcas que hemos seleccionado para vosotras en nuestro centro. Han tenido que pasar nuestro exigente «test de calidad» para poder estar 🙂 Por eso son una garantía: Thalgo, Karicia, AlohaNatura, etc.
  3. Haz ejercicios que combinen el esfuerzo y la relajación, como yoga, pilates, nordic walking.
  4. Come comidas llenas de nutrientes, que aporten vitaminas y minerales a tu piel (sobre todo el zinc). Haz un esfuerzo por comer equilibrado, no abuses del azúcar, por lo menos 80% del tiempo. Añade frutos secos y semillas de girasol a tu dieta, porque al ser ricos en omega3 y en vitamina E, combaten los radicales libres y ayudan a que nuestra piel no pierda su elasticidad.
  5. Mima tu piel con tratamientos especializados en aportar luminosidad. Un buen ritual facial es un dos en uno. Consigue que te relajes mientras tratamos tu piel con lo mejor de lo mejor. Después de verano os recomiendo el tratamiento de Cold Cream de Thalgo. Queremos vernos una piel viva, saludable, llena de luz y este es el ritual perfecto para conseguirlo. 
  6. Exfolia tu piel. Muchas veces ese aspecto apagado lo podemos remediar con una buena exfoliación. Retirar las partículas muertas de nuestra piel para afinar los poros, aclarar tu piel y conseguir un rostro impecable eliminando células muertas.
  7. Bebe agua pero entre horas. Decir que tienes que tomar mucha agua ya no es novedad, pero quizás sí la forma en la que tienes que hacerlo: la mayor cantitad de agua debes beberla entre horas, aumetarás así su efecto depurativo.
  8. Incorpora a tu rutina cremas o ampollas de vitamina C, siempre aplicadas por la noche ya que se trata de un activo fotosensible. Ilumina la piel y tiene efecto de una ligerísima exfoliación para la piel. También es perfecta para usar después de una jornada de sol ya que sus propiedades antioxidantes neutralizan el daño de los radicales libres que produce el sol, evitando el fotoenvejecimiento.
  9. El cloro es uno de mayores enemigos de la luminosidad de nuestra piel. Tras un baño de cloro, es necesario limpiar la piel con agua micelar y aplicar de nuevo el protector solar. Aunque este gesto pueda darte cierta pereza, lo agradecerás (y mucho) después de una jornada de piscina y sol.

¿Sabéis que más le aporta mucha luminosidad a nuestro rostro? Una buena sonrisa! 😀 No hay nada como dejar que nuestra felicidad y paz interior ilumine nuestra cara. Porque la chispa en la mirada es lo que mejor le va a una piel bonita.

Si quieres recuperar la luminosidad de la piel, prueba nuestro ritual Cold Cream de Thalgo o déjate asesorar por nosotras para elegir el tratamiento más indicado para tu tipo de piel y sus necesidades. Pincha en este link para ponerte en contacto con nosotras. Estaremos encantadas en darte la bienvenida en ZEN ESTETIC, nuestro Centro de Estética en Alicante Playa San Juan.